Un básico, un clásico

Pues sí, todxs debemos tener unas prendas básicas en nuestro armario, esas prendas que puedes reutilizar un sinfín de veces solo dependiendo de cómo las combines. Sí, como titulo este post “un básico, un clásico”. Al fin y al cabo, los básicos que cada persona debe tener en su guardarropa para crear su fondo de armario perfecto, no dejan de ser las prendas clásicas, las de siempre, las que combinan con todo y podemos utilizar tanto para el trabajo como para el ocio, siempre y cuando las combinemos con los complementos adecuados.

Desde aquí, me centraré en una de las prendas básicas estrella del vestuario femenino: el little black dress, o lo que es lo mismo, un vestido negro.

De la misma forma que desde los años 20 en que Coco Chanel acuñara el término little black dress, esta prenda se ha ido reinventando y la podemos encontrar con diferentes cortes, escotes, largo, etc; también debemos reinventar nuestro armario y, con ayuda de los complementos, lucir el little black dress en cualquier ocasión sin renunciar ni estilo ni a nuestra marca personal.

Por eso, he creado dos looks básicos:

Uno formal y otro informal. He elegido dos vestidos que, a priori, podría parecer uno más “de diario” y el otro más “de arreglar o de noche”. Los he invertido. De esta forma, veréis como con complementos y creatividad podemos conseguir un outfit diferente y adecuado para la situación que nos requiera.

En primer lugar, para el look formal, he escogido un vestido sencillo y le he dado “vida” con un bolso de mano de lentejuelas, un colgante con forma de V o de pico que enmarca y estiliza el escote y unos elegantes zapatos de tacón . ( Aprovecho para contaros un truco de estilismo: para parecer más alta y estilizada, el zapato de tacón debe ser del tono de tu piel, medias o pantalón. ¡Dará la sensación de que tus piernas nunca terminan! ) En cuanto al maquillaje, deberá ser marcado, por ejemplo usar un tono rojo en uñas y labios y un peinado trabajado.

En el caso del outfit más informal, he elegido un vestido de corte más elegante, pero que con unas zapatillas de deporte, un bolso tipo shopper, un pañuelo anudado al cuello que le reste importancia al escote y unos pendientes en tonos alegres, acompañado de un peinado desenfadado y un maquillaje nude es el cóctel perfecto para nuestro día a día.

Muchas de mis clientas, cuando necesitan que les asesore en un servicio de personal shopper, suelen tener muchos problemas a la hora de elegir chaqueta o abrigo. Por esta razón, he creído conveniente que sería buena idea dejaros por aquí unos consejos para complementar el estilismo en caso de que fuera necesario utilizar chaqueta o abrigo. En ambos casos, el corte es en la cintura o la prenda es completamente larga y cubre todo el look, ya que va de la mano del corte del vestido.

Por último, y no por ello menos importante, quiero recordaros que el corte de cada vestido que debamos tener en nuestro armario, será aquel que se adapte a nuestra morfología corporal; mientras que los complementos deben combinar entre sí y, de la misma manera, adecuarse a nuestra colorimetría.

Por último, quiero recordaros que el corte de cada vestido que debamos tener en nuestro armario, será aquel que se adapte a nuestra morfología corporal; mientras que los complementos deben combinar entre sí y, de la misma manera, adecuarse a nuestra colorimetría.

Si tenéis cualquier duda, os apetece proponer un tema para que trate en el blog, o cualquier sugerencia ¡Escribidme!

¡Un abrazo!