Es muy complicado destacar solamente algunas de las mejores prendas icónicas de la historia. En primer lugar, me gustaría aclarar la definición de “icono”: “signo que representa un objeto o una idea con los que guarda una relación de identidad o semejanza formal”.

Prendas icónicas

Trench de Burberry

La famosa gabardina fue utilizada al principio por los soldados, tanto es así que su nombre se puso por ser utilizada en trincheras. Destinada a este fin, su composición y materiales debían ser resistentes e impermeables.

Original Burberry en 1879, esta prenda ha ido desarrollándose desde forma (hoy en día la encontramos desde entallada a oversize), hasta materiales y multitud de colores, aunque cabe recordar que su color original es el beige.

Coco Chanel

Bolso 2:55

Este bolso debe su nombre a su fecha de diseño. Coco Chanel lo creó en febrero, mes 2, del año 1955.

Con cadena bandolera, Chanel quería conseguir libertad y comodidad para la mujer por eso le puso la cadena graduable y entrelazada con la piel (las mujeres llevaban bolsos de mano), piel acolchada por fuera, forro de piel granate (color del uniforme del orfanato donde se crió de pequeña), broche doble “C”, tres bolsillos y doble tapeta.

Chaqueta

En 1954, dio vida a esta prenda masculina, recta y fluida, creando una chaqueta sin entretelas con mayor libertad de movimiento. Esta prenda tenía cuatro bolsillos, botones con ojales y ribete que puede ir contrastado o en el mismo tono que la chaqueta. Además, utilizó tejidos como tweed o lana en esta prenda, haciéndola inconfundible hoy en día.

Little black dress

Fluido, sin encorsetar, y con un largo que ayudaba al movimiento. En 1926 apareció en la revista Vogue y años después, en 1961 Audry Hepburn popularizó su versión del little black dress en la famosa película “Desayuno con diamantes” con Givenchy como diseñador. Si quieres más información sobre este vestido, pincha aquí.

Zapato bicolor

Este zapato de Chanel vió la luz por primera vez en 1957 y es uno de mis favoritos. La parte beige está en la parte trasera del zapato, lo que estiliza la pierna, mientras que la parte negra, al estar en la parte delantera acorta el pie, y lo hace más elegante a la par que evita que se noten las manchas.

Con su punta redondeada, era apto valía para día y noche y gracias a su tacón de 5 cm de grosor, lo hacía mucho más cómodo de llevar.

Esmoquin de Yves Saint Laurent

En el año 1966, Yves Saint Laurent popularizó el esmoquin para la mujer, eso sí, ajustado a las líneas femeninas. Esta prenda tan marcadamente masculina dio el salto a la calle como símbolo de reivindicación e igualdad de géneros. Hoy en día forma parte de cualquier fondo de armario de una mujer. Una de las prendas icónicas donde las haya.