Llega una de las fiestas más populares del año: Halloween o la noche de víspera del día de los Difuntos, por lo que este evento se celebra la noche del 31 de octubre. Un divertido evento en el que hay que ir disfrazado de cualquier ser terrorífico como fantasma, zombie, bruja, momia… Como siempre digo, hay que reducir las compras, invirtiendo en calidad y ¿por qué no? Customizando.

calabaza halloween

Ahora, como asesora de imagen, os voy a dar unos trucos para envejecer el vestuario de manera sencilla, desde casa y utilizando productos muy naturales y respetuosos con el medio ambiente para que podáis aportar a vuestras prendas ese aire de ropa dañada, manchada, como de desenterrada.

Envejecimiento del vestuario para Halloween

En primer lugar, vamos a dañar el vestuario, aportando sensación de mucho uso para que nuestro disfraz cree ese ambiente de paso de tiempo, somos unos muertos vivientes que acabamos de ser desenterrados, por tanto, nuestras prendas de ropa estarán manchadas, desgastadas y rotas. Así pues, hay que tratar la prenda en la superficie para darle ese aspecto de “envejecido”. Antes que nada, hay que elegir la ropa. Ya que vamos a desgastarlas voluntariamente, deberemos seleccionar aquellas prendas que ya no usemos porque no estén en condiciones óptimas, porque la talla no sea la adecuada, porque estén manchadas etc

Maquillaje halloween

Nos decantaremos prendas básicas: un pantalón vaquero, camiseta básica de algodón blanca o negra… Una vez seleccionado el vestuario, nos dispondremos a romper y desgastar el tejido ¿Cómo? Pues muy sencillo, utilizaremos lijas de diferentes rugosidades, tijeras, descosedor, mecheros, lejía… Y desgastaremos, sobre todo, las zonas tipo rodilla, entrepierna, laterales, bolsillos, bajos del pantalón…ya que éstas son las que siempre se desgastan más con el uso.

Por ejemplo, podemos raspar con diferentes lijas las zonas mencionadas anteriormente con más o menos intensidad dependiendo de la zona, incluso ¡podemos llegar a romperlas!  Lo importante es que lo hagas a tu gusto.

Además, podemos envejecer la prenda manchándola o usando trucos para que el color de la prenda pierda su brillo y parezca muy desgastado. De esta manera, podemos teñir las prendas con té, café, piel de cebolla morada, vinagre o remolacha. Además, realizarlo es muy sencillo. En primer lugar, se hierve el té y una vez reposado, se añade a un bol. Tras esto, se introduce la prenda, reposa unos 45 minutos y se aclara. Para que aguante el color se añade un mordiente, como puede ser vinagre o sal. Ya solo nos queda secar y listo. Para conseguir este efecto, también podemos utilizar cebolla morada o remolacha, aunque sería más recomendable usar este truco para zonas más pequeñas y concretas.

Té halloween

También se puede teñir usando lejía sobre el tejido haciendo nudos en lasa prenda, o atándola entre sí. ¡Verás que diseños más originales creas! Además, se puede verter la lejía sobre un paño y aplicarlo sobre el disfraz quitándole el color sobre los muslos o el trasero, por ejemplo.

Y cómo no, también podemos manchar las prendas. Para esto, podemos incluir manchas en las axilas, botones, cuellos, puños… Así que os enseñaré a crear manchas localizadas o salpicadas. Para ello usaremos un cepillo de dientes viejo. Añadimos la pintura y con un secador, movemos para que se salpique. Así quedarán pequeñas gotas y manchitas más pequeñas, mientras que si preferimos utilizar manchas de más tamaño…. Podemos salpicar o volcar directamente el producto sobre la penda ¡usa tu imaginación!

Tal y como diría Vivienne Westwood ¡Hazlo tú mismo! Además, pasarás un rato divertido creando tu disfraz, y seguro que no coincides con nadie en la fiesta y lo podrás hacer completamente a tu gusto. Y no olvidéis utilizar a vuestro antojo los diferentes colores. Recordad que la elección del color en vuestro vestuario os ayudará a caracterizaros muchísimo mejor.

Pasadlo genial esta noche de Halloween y ¡¡no os olvidéis de dar mucho miedo!!

Abrazo fuerte