En primer lugar y, sobre todo, hay que romper con el cliché de que un hombre es sexy con canas y una mujer parece mayor. Vayamos por partes: ambos pueden ser sensuales y atractivos (o no) con canas y ser, o parecer mayor, no es nada negativo, ni positivo. Simplemente “es”.

Es imposible tratar este tema sin mencionar la revolución que provocó Andie MacDowell  en el festival de Cannes por presentarse en la alfombra roja con sus canas al descubierto, al natural. Ojalá algún día esto no sea noticia por verse como algo común y natural, pero de momento, muchas gracias Andie.

canas
GettyImages/SmodaElPaís

“Mis canas son una demostración de poder”. Sí, de poder elegir si lucirlas o no, de tener el poder y el control sobre las propias decisiones que cada persona debe tomar en su estilismo y en su vida en general. En ningún sitio versa una ley donde afirme que tengamos que ocultar las canas bajo un tinte o mechas. Se ocultarán si se desea, no por obligación.

La misma actriz también versó, tal y como recoge el El País (aquí te dejo el artículo completo) “Creo que la edad en mi cara, para mí, ya no coincidía con mi pelo. De alguna manera, siento que parezco más joven ahora porque se ve más natural. No es como si estuviera tratando de ocultar algo”. Como estilista de moda y asesora de imagen no puedo estar más de acuerdo con esta afirmación: el vestuario debe ser un fiel reflejo de nosotras mismas, de nuestra personalidad e incluso de nuestras creencias y valores. Muchas veces al intentar transformarnos en algo que no somos, se consigue el efecto contrario: el efecto disfraz.

Por supuesto, no es la única actriz que ha optado por esta decisión. Ángela Molina lleva años haciendo de su canosa melena su sello de identidad. Y, desde luego, es y está bellísima.

canas
Gtres/VanityFair

Peinar canas es algo de lo que sentirse orgulloso, demuestra que has vivido, que tienes experiencia vital, mil anécdotas que contar y, por supuesto, no es nada limitante. Al contrario, pueden aportar un toque de glamour y personalidad a los estilismos. Dejo por aquí los perfiles de Instagram de Carmen Gimeno y Grece Ghanem, por si os apetece echarles un vistazo y, quizá, serviros de inspiración.

Esta reflexión no es para nada una oda a las canas, simplemente es un grito a la libertad. A que lucir canas está igual de bien que tintar el cabello, de la misma forma que llevarlo rubio o moreno, corto o largo. Lucir canas es algo tan natural como elegir cualquier otra opción.